Archivo de noticias
Reportajes
Nueva vida, misma piel
Anticoncepción hormonal
Lo mejor de la vitamina C
Ellas quieren más
Desparasitar
Búsqueda
Video
Haga click aquí; para ver el Video Corporativo "Bayer: Elements of Fascination"

La Cruz Bayer
Este enorme signo es un hito inconfundible en el cielo nocturno de Leverkusen. Sin embargo, la cruz de Bayer va mucho más allá que un signo de publicidad pues como símbolo, es el elemento más importante de la empresa y de calidad para los servicios y productos de Bayer en todo el mundo.

La señal luminosa más grande del mundo

1933- La primera cruz de Bayer: Fue el 20 de febrero de 1933 cuando los 2,200 focos que formaban la primera cruz de Bayer fueron encendidos. La cruz tenía un diámetro de 72 metros, lo que la hacía "el anuncio luminoso más grande del mundo", tal y como lo declaró en ese entonces el periódico “The Bergische Post”.

El entonces, Bayer Management Board Chairman, Carl Duisberg, señaló en la ceremonia de revelación: "Tal como la cruz del sur sirve como una ayuda a la navegación de los marineros, esta Cruz del Oeste iluminará el corazón de la industria alemana como un símbolo de confianza”.

Sin embargo, la cruz únicamente iluminó la ciudad durante seis años debido a que tuvo que se apagada un día antes de que estallara la Segunda Guerra Mundial para dar cumplimiento a una normativa del gobierno. De esta forma, tuvieron que pasar 20 años, antes de que una nueva cruz de Bayer marcara nuevas pautas.

1958- La segunda cruz de Bayer: El dos de septiembre de 1958 la nueva Cruz Bayer fue inaugurada a unos pocos metros de distancia respecto de su antecesora, la cual fue desmantelada después de la guerra, y en su lugar fueron construidas las nuevas instalaciones de producción.

Aunque su iluminación no era tan grande como la primera, pues su diámetro sólo medía 51 metros, en lugar de 72, la cruz fue apoyada en dos mástiles de acero con 120 metros de altura y cuenta con 1,710 focos.


Cuarenta y cuatro años después, la cruz de Bayer sigue siendo un hito distintivo en el horizonte nocturno de Leverkusen, a excepción de un periodo en primavera y otoño cuando las luces se apagan de las 10 de la noche a las 4 de la mañana. La razón, es permitir que las aves que regresan de la migración invernal puedan llegar a sus zonas de apareamiento sin ser desorientadas por la luz.



Los creadores de la cruz

No es posible determinar con exactitud quién fue el "diseñador" de la original Cruz de Bayer. En los archivos de la empresa existen dos versiones diferentes sobre la historia de su creación.

Una de ellas atribuye el primer boceto a Hans Schneider, del departamento científico de Elberfeld. Un testigo presencial afirmaba lo siguiente: "Era el año 1900. Yo tenía que hablar de algunos asuntos con él (Hans Schneider) cuando escribió en un trozo de papel la palabra 'Bayer', primero en horizontal y después en vertical. El resultado fue la cruz de Bayer. De pronto, arrancó la hoja del cuaderno, se disculpó y acudió de inmediato a la dirección, donde el logotipo fue muy admirado".


La segunda versión cita como "inventor" de la cruz al Dr. Schweizer, que trabajaba a finales de la década de 1890 en la filial de Bayer en Nueva York, donde debía promocionar los productos de la empresa alemana entre los médicos estadounidenses.

El prolijo nombre de la empresa, "Elberfelder Farbenfabriken vormals Friedrich Bayer & Co", resultaba un obstáculo importante en el contacto con los médicos. Por ello, el Dr. Schweizer desarrolló un sello muy sencillo con la conocida forma de cruz, que inicialmente empleó en las cabeceras de las cartas y después en impresos y folletos, y que más tarde también recibió una excelente acogida en la casa matriz de Elberfeld.

Independientemente de quién fuera el autor de la idea, el nuevo logotipo inició su recorrido triunfal por todo el planeta, desplazando al primitivo emblema del león. Este precursor de la cruz de Bayer hacía alusión a los orígenes de la compañía.

Desplaza al León

En 1881, tras la muerte de su fundador Friedrich Bayer, la empresa familiar creada en 1863 se transformó en la sociedad anónima "Farbenfabriken vorm. Friedr. Bayer & Co. Elberfeld". Aquel mismo año, la empresa también logró su primera patente alemana para el ácido crocínico, lo que hacía necesario un logotipo como símbolo de la empresa y sello de calidad. La decisión recayó en un emblema heráldico inspirado en el escudo de Elberfeld, la ciudad de origen de Bayer: el león rampante de cola bífida de Berg con la parrilla de San Lorenzo. Algunos años después, este símbolo fue modificado con la adición de un yelmo y otros adornos, para en 1895 transformarse en un león alado dominando el globo terráqueo con el caduceo de Mercurio, símbolo del comercio.


Tras el registro del nuevo logotipo, en los mercados europeos coexistieron inicialmente el león y la cruz, mientras que las filiales de Bayer en el extranjero utilizaban exclusivamente el nuevo emblema en sus impresos y envases. Con el paso de los años, el antiguo león de Bayer se vio desplazado también en Europa.



Modernización del Logotipo

En los años 1928/29 se modificó y modernizó por primera vez el logotipo, pasando a ser rectas las letras que hasta entonces se hallaban ligeramente inclinadas.

Otra etapa importante en la historia del símbolo fue la recompra de los derechos de uso del nombre y el logotipo de Bayer en Estados Unidos, en septiembre de 1994. Durante más de 75 años, el nombre y la conocida cruz de Bayer habían estado en otras manos en ese país. Sólo la adquisición del negocio de medicamentos sin receta Sterling Winthrop permitió un nuevo comienzo con el nombre y logotipo originales.


Desde su inscripción en el registro imperial de patentes y marcas el día de Reyes de 1904, el logotipo se ha modernizado varias veces. El último relanzamiento se produjo el año 2002. "La forma actual de la cruz de Bayer, que por primera vez en su historia tiene un diseño multicolor, con el azul y el verde de Bayer, representa la modernidad y frescura de la empresa. Irradia transparencia y dinamismo sin perder su forma característica, asociada a la gran tradición de la empresa”.

En 2004, cien años después de su registro oficial, la cruz de Bayer está presente en todos los países del mundo: en productos y envases, en las sedes y filiales de Bayer, en aeropuertos y farmacias. Forma parte integrante de cualquier publicidad de Bayer, ya sea una valla o un anuncio de televisión.


Pero también aparece en las camisetas de los deportistas y en los emblemas de los clubes de Bayer. Con ello, no sólo es el símbolo de calidad y la imagen característica de una empresa, sino que también refleja el compromiso social de la compañía.

Agregar a mis favoritos.© Derechos Reservados. Bayer de México, S.A. de C.V.